¿Los jugadores limitan la creatividad?

Josh Olin, community manager de Treyarch, realizó hace unas semanas unas polémicas declaraciones, donde acusaba a los jugadores de involucionar:

Muchos de los usuarios parecen no saber de qué va esta industria. Estamos en una industria creativa. La forma más creativa que existe. Muchos desarrolladores intentan cosas nuevas y son destrazos por los “gurús” y seguidores de las sagas, algunas veces, simplemente, por el mero hecho de llevar la contraria.

Lo único que esta actitud puede conseguir es acabar con la creatividad y la innovación, algo que ningún jugador con dos dedos de frente, que busque entretenimiento quiere.

Josh Olin, entrevistado para Realidad 2.0 (Isaac Jiménez y un servidor)

Antes de nada, destacar que tiene toda la razón en el fondo de sus palabras, es decir, miles de fans atacan sin cesar en los foros los futuros lanzamientos, sea una saga nueva o un simple cambio, solamente por estética, por cualquier detalle jugable o por mil y una chorradas. Véase, por ejemplo, cuando se anunción The Legend of Zelda: Wind Waker o el reciente anuncio de Devil May Cry 5. En el caso del segundo está por ver, pero en el caso de las aventuras de Link, fue un título posteriormente aplaudido por casi todos los jugadores, reconociendo lo bien que le sentaba el diseño cell shading a la saga.

Ahora bien, que estas declaraciones las haga precisamente alguien que trabaja en Treyarch, es de juzgado de guardia. Estos mismos señores cuya originalidad es nula (no sé si por política propia o por cuestiones de Activision) y que reconocen abiertamente copiar ideas de los otros títulos de la saga Call of Duty, no me parecen los más apropiados para hablar de creatividad. ¿Qué les han podido criticar en un foro antes del lanzamiento si no han introducido casi ningún elemento nuevo?. Yo recuerdo la entrevista que le realizamos en la Gamescom de Alemania, y fue una de las más sosas y aburridas, sin salirse un ápice del guión, así que me parece que la falta de originalidad la tienen ellos, y estas declaraciones no son más que una simple escusa. La misma persona que justificó bugs que afectan directamente a la jugabilidad bajo el argumento de que “ocurren en todos los juegos”, no tiene derecho a quejarse de la comunidad, les debe todo.

Cuando se va a publicar un libro o se va a lanzar una película, más allá de resúmenes introductorios o tráilers, no hay absolutamente nada de información del mismo, por lo que no hay posibilidad de que los consumidores lo critiquen de antemano, pero con los juegos es diferente. Es una industria más joven, más pasional, y las propias compañías nos bombardean meses antes con sus lanzamientos para que vayamos viendo lo grandioso que va a ser y hagamos reservas, hablemos de él a nuestros amigos, se discuta en los foros, etcétera. Realmente, si esto no fuese así, los videojuegos no tendrían ni la mitad de éxito, porque a ver quien se gasta 70€ a ciegas. En cambio, si el producto te gusta, sabes que esos euros van a estar muy bien invertidos.

Creo que en la mano de los desarrolladores está saber hasta que punto se tiene que hacer caso a las opiniones de los jugadores en los foros, porque todo tiene un límite. Si bien es verdad es que es una excelente manera de sondear al público y abre la posibilidad de introducir cambios durante el desarrollo, cuando haces un cambio radical debes olvidarte de las opiniones y simplemente asegurarte de que la fórmula funciona correctamente, como pasó en el mencionado caso de Zelda.

En la reciente gala de Los Goya, Alex de la Iglesia dijo que como cineastas se deben al espectador, así que de la misma forma creo que los desarrolladores se deben a los jugadores, y críticas abiertas como ésta a todos tus compradores quedan fuera de lugar. Céntrate en realizar un buen producto y no pongas escusas tan absurdas a tu falta de originalidad, que quien quiere usarla, lo hace  y triunfa. Y ejemplos, hay a montones.