Steam estrena el “acceso anticipado”, un arma de doble filo

steam_acceso_anticipado

Valve ha lanzado, a través de su plataforma Steam, un nuevo servicio denominado “Acceso anticipado”, gracias al cual los jugadores podrán disfrutar antes de los productos y colaborar durante su desarrollo. Suena bien, ¿verdad? Desde luego, pero también tiene algunas pegas.

En el pasado ya os he hablado alguna vez de las bondades de Steam, una plataforma que cada vez gusta a más usuarios y cuya política suele ser muy complaciente con los mismos.

Gabe Newell, el gurú detrás de Steam, ya ha dicho alguna vez que su único y principal objetivo es satisfaccer al máximo a los consumidores, estudiando sus peticiones y viendo como pueden hacerles la vida más fácil a la hora de disfrutar del ocio interactivo.

Siguiendo esta misma vía, el acceso anticipado permite comprar un juego que actualmente está en desarrollo y así obtener acceso a la beta desde ese mismo momento. Esto no sólo permitirá disfrutar antes del producto, sino enviar reportes, sugerencias y, entre toda la comunidad, mandar un mensaje claro a los desarrolladores de qué cosas están gustando y cuales no.

La idea me parece fantástica, y creo que unificar las betas de los juegos en la plataforma, y al mismo tiempo, estar dando desde ese momento tu apoyo económico a los desarrolladores, es una magnífica opción. Sin embargo, esto crea unos precedentes algo peligrosos.

No podemos olvidar que estamos hablando de videojuegos, la primera industria de entretenimiento mundial por encima de cine o música. Los equipos de desarrollo tienen la obligación de pasar severos controles de calidad interno y contratar personal numeroso para probar el juego y garantizar que está libre de bugs y que va a ser perfectamente disfrutable por los compradores. En cambio, de cara a desarrolladores independientes, se trata de una buena fórmula para poder probar los productos de cara al lanzamiento, que en cualquier otro caso, sería imposible de hacer debido a la ausencia de recursos económicos.

Sin embargo, tampoco podemos dejar de lado la cantidad de juegos independientes exitosos y libres de bugs que han salido de equipos muy pequeños, así que nuestra mente tampoco puede nublarse y pensar que tenemos que hacer un favor al desarrollador por el simple hecho de ser independiente. Los juegos son ocio, y si se quieren vender, hay que garantizar su correcto funcionamiento.

También creo que es interesante diferenciar dos tipos de accesos anticipados. Por una parte están los juegos que buscan balancear, como podría ser un RTS o un shooter multijugador, mientras que en la otra mano tendríamos los juegos tradicionales que simplemente buscan corregir fallos. Mientras que creo que es importante que los primeros sean muy probados y construidos entre todos para que salgan lo más pulidos y equilibrados posibles, los segundos es la obligación del desarrollador buscar los fallos, siendo una tarea que no corresponde al jugador.

Desde hace tiempo en la industria se viene aprovechando la expectación que tienen los jugadores, y las ganas de acceder a contenido exclusivo, para que ellos mismos sean los probadores gratuitos del juego, en lugar de contratar a más personal para dicha tarea.

En resumen, creo que la apuesta de Steam es sumamente interesante, pero hay que tener cuidado de no convertirlo en un estándar, pues al final, estamos pagando por un producto que nosotros mismos estamos ayudando a construir. Y no perdamos el norte, los juegos no son una labor social, son un negocio muy fructífero y no se pueden consentir determinadas situaciones de abuso.