Sony ha hecho un gran favor a Google

Como ya os he comentado esta mañana, Sony ha presentado PSP2, pero las novedades no se han quedado ahí. Sony ha anunciado PlayStation Suite, que consiste en llevar la experiencia PlayStation a los teléfonos móviles y otros dispositivos Android, independientemente del hardware que incorporen (aunque envidentemente habrá móviles compatibles con todos los juegos y otros que ni de casualidad). Eso sí, ya han anunciado que el requisito mínimo será Android 2.3.

Para ello, usará un sello de calidad denominado “PlayStation Certified”, que asegurará la compatibilidad de los modelos de teléfono y los juegos, además de que todos ellos pasarán por un estricto control de calidad, de forma que en dicho mercado no podrán entrar con libertad todos los títulos como pasa en la AppStore, sino que tendrán que cumplir unos requisitos mínimos de calidad.

La interfaz de los títulos será completamente táctil, con un diseño de botones virtuales realizado por Sony basándose en los mandos tradicionales PlayStation. Por otra parte, ya han anunciado que los primeros juegos en estar disponibles serán los de PSX, pero sabiendo la potencia de los terminales de hoy en día, no sería nada descabellado ver títulos de PSP o incluso algunos títulos de PlayStation 2 correctamente adaptados. Por otra parte, todo lo que aquí compremos, será compatible con PSP2.

¿Qué os parece? Desde luego, es un gran favor para la plataforma Android. Los juegos se están llevando todo el pastel en iPhone gracias a la AppStore, y los desarrolladores siempre han optado por esta como plataforma principal de desarrollo, pero que la marca PlayStation entre de lleno en Android puede desequilibrar la balanza. No se trata sólo de la marca, sino de un sello de calidad, puesto que esto puede llevar a las grandes desarrolladoras a realizar títulos más o menos serios para la plataforma, pero sin llenarla con miles de juegos absurdos como pasa en la tienda de Apple. Calidad sobre cantidad, algo que muchos aún sabemos apreciar.

Con este movimiento se verán reacciones interesantes según vaya avanzando el año, pero no cabe duda de que es algo que Google necesitaba para Android, al mismo tiempo que los usuarios estoy seguro de que han recibido esta noticia con gran alegría.

Los juegos de móvil, una tendencia poco beneficiosa

Tras algunos días de ausencia vuelvo a la carga, esta vez con uno de esos artículos que creo no va a dejar indiferente a nadie, o al menos, eso espero. Ayer por la noche mediante Twitter surgió un tema interesante debido a unas declaraciones de Midori Yuasa, presidenta de Capcom Interactive. Dijo literalmente que los jugadores de PC y de consolas portátiles estaban dejando dichas plataformas de lado en favor del teléfono móvil. Los últimos puede ser en pequeña medida, pero eso de que alguien deje de lado una experiencia de sobremesa completa como es el PC para irse a un teléfono móvil… va a ser que no. No obstante, no nos adelantemos y vayamos por partes.

Aunque probablemente todo comenzó antes, realmente el boom de los juegos en los teléfonos móviles se produjo (al menos en España) con la llegada de los móviles Nokia con precios accesibles a todos los adolescentes, y el famoso juego Snake. A partir de ahi, comenzó una moda (que aún dura hasta nuestros días) de páginas que ofrecían servicios por SMS tales como juegos, logos, melodías, etcétera. A medida que las generaciones de móviles avanzaban, los gráficos iban mejorando y los juegos haciéndose algo más avanzados, pero no dejaban de ser juegos de tercera fila.

N-Gage intentó ser un punto de inflexión, pero fracasó estrepitosamente. El verdadero cambio se produjo gracias a Apple y la llegada del primer iPhone y del primer iPod Touch, que presentaban unos elementos para el juego bastante innovadores, como una pantalla multi-táctil y un acelerómetro.

Desde ese momento, los juegos para móviles empezaron a ser protagonistas en multitud de páginas webs, y más recientemente, es un mercado que está creciendo a pasos agigantados gracias al asentamiento de Android a nivel mundial, que poco a poco se está poniendo al día en este aspecto.

En la App Store podemos encontrar miles de juegos, pero, realmente, ¿cuántos son buenos? Yo diría que muy pocos. Es más, me preguntaría, ¿qué es un juego bueno en un móvil? Creo que para mi, y para miles de jugadores en todo el mundo, el control es algo fundamental. Desde siempre se ha buscado la forma de hacer un control más preciso, más cómodo, y hoy en día seguimos en esa lucha con el reciente lanzamiento de PS Move y Kinect.

No cabe la menor duda de que podemos encontrar títulos como Resident Evil (por poner un simple ejemplo) que gozan de una calidad fuera de toda duda, pero… ¿se manejan bien? Claramente no, igual que en un Nokia era un engorro jugar con un teclado, ahora pasa exactamente lo mismo con los joysticks virtuales. Exactamente lo mismo.

Por otra parte, podemos encontrar productos realmente innovadores y con un control perfectamente adaptado como Plants vs. Zombies o el exitoso Angry Birds. Si nos ponemos a pensar, realmente, entre los miles de juegos que podemos encontrar en la App Store, apenas podremos decir que 10-15 títulos realmente merecen la pena. Y a no ser que estemos muy bien informados, encontrar la calidad entre tanta basura es una ardua tarea.

Por cierto, si os habéis dado cuenta, quitando algunas excepciones, la mayoría de productos no dejan de ser adaptaciones o imitaciones de licencias de juegos ya anteriormente conocidos. Si no fuese por todo ese amplio abanico de ports, ¿que quedaría en la App Store? Poca cosa. Y ojo, que esto no es ni mucho menos una crítica contra Apple, compañía que lo ha hecho todo increíblemente bien, sino una crítica contra su política de admitir cualquier basura, y otra crítica a las distribudoras del mundo que no dejan de sacar ports y refritos en lugar de pensar en ideas originales como las dos anteriormente citadas, aunque una de ellas venga del PC y resulta que se adapta como anillo al dedo a la pantalla tácil.

No me cabe la menor duda de que la App Store es muy rentable para muchas desarrolladoras (y más para algunos clonadores profesionales (1 y 2) como Gameloft), pero lo cierto es que desde luego no es un mercado que vaya a sustituir al tradicional ni mucho menos. Eso sí, resulta peligroso ver como muchos usuarios, normalmente jugadores poco habituales, esgriman argumentos como “Este juego en la App Store vale 3€ y en otra plataforma vale 40€” y con ello justifican su piratería. El desconocimiento es un factor que juega a favor de estos productos, ya que aunque consigan beneficios multimillonarios, en los comentarios se pueden leer multitud de críticas, buena prueba del descontento de los usuarios con el producto adquirido, pero un sistema de referencia al que probablemente poco usuarios hacen caso.

Mucha cantidad pero poca calidad

Somos muchos los que disponemos de algunos juegos de iPhone o Android a los que le hemos dedicado algunas horas, pero desde luego creo que la experiencia jamás es comparable a la que puede ofrecer un producto bien elaborado de Nintendo DS o PSP, y mucho menos si lo comparamos con las plataformas de sobremesa. Creo que el efecto es algo similar a lo visto con Nintendo Wii, no es un traslado de usuarios, sino una ampliación del mercado, personas que antes no jugaban y ahora sí. O personas que si juegan y que no van a dar de lado a las plataformas tradicionales a cambio de partidas esporádicas en un terminal móvil.

Y ahora os preguntaréis como es posible que diga que todo esto es una tendencia poco beneficiosa si como yo mismo he dicho los usuarios tradicionales no van a dejar de lado una plataforma “pura” a cambio de un móvil. Pues bien, el peligro es que personas como la presidenta de Capcom Interactive, citada al inicio de este artículo, hagan declaraciones como esa, argumentando de por medio el bajo coste de desarrollo de dichos títulos y sus amplios beneficios. Esas palabras serán escuchadas por los inversores de cientos de compañías en todo el mundo, y los inversores no entienden de videojuegos, sino de dinero. Esa es la verdadera amenaza, el enorme beneficio que da hacer productos de mierda. Al menos nos queda el consuelo de que, rebuscando entre la mierda, hay un par de ideas originales.

Crónica de una muerte anuncianda: El SMS

El SMS fue diseñado como un estándar del protocolo de telefonía móvil GSM, con la intención de que los operadores y otras entidades pudieran ponerse en contacto con los usuarios. Sin embargo, Nokia desarrolló un sistema para poder invertir el proceso y convertirlo en el sistema de mensajería estándar de cualquier teléfono durante muchos años. Gracias a sus 140 caracteres y a que se trata de un sistema rápido, directo y personal ha sido la vía de comunicación de millones de jóvenes, pero esto está cambiando, y es que actualmente se muestra obsoleto, con unos precios elevados para lo que ofrece, y sobre todo, que hay alternativas mucho mejores.

Con la llegada de los “smartphones” muchos son los usuarios que han dejado de lado el SMS para usar directamente el correo electrónico, o incluso funciones de mensajería de redes sociales como Twitter o Facebook, debido mayoritariamente al inferior coste de una conexión a la red de redes y la amplia posibilidad de medios a nuestro alcance.

El pensamiento mayoritario entonces fue adaptar programas como MSN Messenger a los móviles, pero lo cierto es que este sistema nunca ha terminado de cuajar en los dispositivos portátiles, ya que a casi nadie le interesa lastrar con una enorme lista de contactos, que puede llegar a ser abrumadora en el móvil.

La empresa RIM, responsable de los terminales Blackberry, pensó que si los usuarios ya están pagando una conexión a Internet, que menos que poder ofrecerles un chat gratuito entre ellos, sistema que ha sido la envidia del resto de usuarios durante varios años. Sin embargo, con la llegada masiva de terminales basados en iOS y Android, cuya conectividad a Interner es constante, estaba claro que había que buscar alguna alternativa al SMS. Si bien Gtalk ha ganado usuarios en los últimos años, muchos usuarios siguen sin disponer de él, así que era necesario algún sistema que no requiriese de otras cuentas para funcionar.

Dos ex-trabajadores de Yahoo decidieron lanzar al mercado WhatsApp, un chat gratuito muy similar al que se usa en las Blackberry, y que para realizar tu lista de contactos simplente usa los números de nuestra agenda telefónica. De esta forma, nada mas instalarlo, tenemos a nuestra disposición a todos nuestros contactos. Además, podemos enviar mensajes incluso estando el otro usuario desconectado, y lo recibirá cuando vuelva a conectar su terminal a Internet. Por si todo esto fuera poco, la aplicación permite conectar a usuarios de Blackberry, iOS, Android y Symbian, cubriendo prácticamente todo el mercado de los teléfonos de nueva generación.

Cada año se envian billones de mensajes SMS en todo el mundo, pero es evidente que la cifra se va a ir reduciendo a medida que las tarifas planas para móviles se implementen en todos los terminales. Todo parece indicar que dentro de algunos años el SMS quedará reducido a lo que fue en un origen, para que las operadoras u otras entidades se pongan en contacto con los usuarios, mientras éstos, evolucionan su forma de usar el móvil gracias a la llegada de aplicaciones innovadoras como WhatsApp.

iOS a por los juegos, Android a por los móviles

Estas navidades he decidido que era hora de renovar el móvil, y mi novia me va a regalar un nuevo terminal móvil. Para ello, he tenido que meditar claramente que quería, que necesitaba y que terminal se iba a adaptar mejor a mis necesidades. Yo, a estas alturas, lo que necesito es un buen terminal conectado constantemente a la red, lo que básicamente me dejaba cuatro alternativas: iOS, Android, Blackberry y Windows Phone 7. Finalmente descarté los dos últimos, básicamente por el menor número de aplicaciones que tienen en comparación a los dos primeros, a pesar de que los terminales Blackberry cuentan con toda mi confianza, prefería decantarme por un terminal algo más multimedia.

Tras quedarse solos en el “ring ” iOS y Android fue cuando realmente tuve que tomar algunas decisiones. Yo ya he disfrutado de ambos sistemas operativos (Android 1.5 con un Motorola Dext e iOS con varios iTouch, incluyendo un iTouch 4G). En principio me decanté por un iPhone 4 debido a la gran cantidad de aplicaciones que ya tengo para dicho dispositivo, pero a la hora de valorarlo como terminal móvil, hay muchas cosas que no me convencen.

Por ejemplo, las notificaciones. Mientras que en Android tenemos una barra de notificaciones que nos informa de las alertas de las aplicaciones (por ejemplo, de un nuevo correo o de un nuevo tweet), en iPhone nos salta una especie de pop-up informándonos de tal hecho, y podemos cerrarlo o abrirlo. Si lo abrimos, se nos cierra lo que estemos haciendo en ese momento, mientras que si lo cerramos, perdemos todo rastro de esa notificación. Me parece que en ese sentido está mucho mejor pensado Android, ya que tengo la notificación esperándome en segundo plano para cuando yo quiera verla.

Barra de tareas con notificaciones de Android arriba a la izquierda, push de iOS a la derecha

En un teléfono móvil, es algo que me parece fundamental, al menos para mi creo que en un terminal 3G las notificaciones de correo y redes sociales son un eje fundamental. Y la verdad es que no me cabe en la cabeza que Apple no haya mejorando apenas en este sentido desde hace algunos años, ya que la compañía de Cupertino siempre ha puesto la experiencia del usuario por delante de cualquier otra cosa, y actualmente, con cosas como esta, parece que lo está dejando de lado.

Android en sus inicios era un caos, un montón de inestabilidades y aplicaciones que se cerraban constantemente, pero hoy en día la experiencia de usuario se ha mejorado enormemente y ya se puede decir que en usabilidad ambos sistemas operativos están prácticamente al mismo nivel. Por otra parte, si bien la App Store es una auténtica maravilla (y gana enteros el poder navegar por ella mediante el PC), Android Market también ha tenido varios lavados de cara y actualmente no tiene mucho que envidiar.

Da la impresión de que Apple quiere meterse por completo en el mercado de los videojuegos, pero a cambio, ha dejado de hacer mejoras en el mercado móvil desde que hace algunos años lanzó la primera versión de iOS (entonces denominado iPhone OS), totalmente revolucionaria, pero que hoy en día se ha quedado atrás en muchos aspectos. Buena prueba de ello es el famoso fallo de las antenas en el iPhone 4… ¿cómo se te puede pasar por alto un fallo tan grave de cobertura en un teléfono móvil de tan altas prestaciones? Por suerte, hace unos días ya se ha hecho público que cambiarán la situación de la antena en próximas revisiones del terminal.

Si no tuviese un iTouch 4G quizás me lo tendría que pensar dos veces debido a mi gran afición por los videojuegos (aunque actualmente recomendables de verdad haya cinco contados), pero la situación es muy clara, y Android se muestra como un sistema operativo mejor pensado para los terminales actuales “siempre conectados”, y cuyo mercado está en plena expansión. Según el informe del tercer trimestre de 2010 de sistemas operativos móviles, Android está a punto de superar a Symbian (25,5% y 36,6% respectivamente), hecho que probablemente ya se haya producido tras las ventas de estas navidades, y sobre todo, con los diez millones de Samsung Galxy S vendidos (5 millones en apenas dos meses), un terminal que por si sólo parece que superará a iPhone 4, con 15 millones de unidades vendidas. Y retomando los porcentajes, Android hace un año apenas tenía un 3,5%, lo que muestra su impresionante escalada. Mientras tanto, iOS pierde mercado y se ha estancado en un 16,7%.

En resumen, parece que Apple va a por todas con los videojuegos, pero ha dejado de lado funciones móviles tan básicas como un buen sistema de notificaciones y no un incómodo pop-up que parece como las lentejas, “o las tomas o las dejas”, mientras que Android va mejorando a un ritmo impresionante. Todo por supuesto está supeditado a lo que el consumidor busque en su teléfono móvil, pero parece que las apuestas de cada sistema están bien claras.

Primera toma de contacto con Motorola Dext (Android)

dext1

¿Sabéis como se sintió Cristobal Colón cuando llegó por primera vez a un territorio desconocido? ¿No? Pues yo tampoco, pero seguro que fue algo similar a la primera vez que te enfrentas a un móvil basado en Android. Bromas aparte, os comentamos. Creemos que los videojuegos y las nuevas tecnologías están íntimamente relacionados, así que de ahora os vamos a intentar ofrecer análisis de todo tipo de productos, desde smartphones hasta tarjetas gráficas pasando por PDA’s, memorias, etc. Vamos, todos los contenidos que le pueden interesar a los aficionados a las nuevas tecnologías. Nos gustaría saber que os parece la iniciativa así como sugerencias que tengáis. Bien, una vez aclarado esto, vamos al meollo de la cuestión. Hoy ha sido nuestro primer día de contacto con Motorola Droid, el primer smarthpone que presenta Motorola usando el sistema operativa de Google, Android.

Una vez os hemos mostrado el terminal en este vídeo os vamos a comentar cuales han sido nuestras primeras sensaciones. Para empezar, y haciendo referencia al inicio de este texto, ha sido como descubrir un nuevo mundo. Llevamos muchos años acostumbrados a Symbian o derivados del mismo, y desde hace algún tiempo al sencillísimo iPhone. Nuestra primera impresión es que Android es como un iPhone OS pero con cientos de funcionalidades más, donde nosotros elegimos todas las opciones. Nos hemos pasado media tarde trasteando con el terminal y aún no hemos podido ver todas las opciones, pero una vez se superan las primeras horas, se hace muy cómodo y sencillo.

Hablando ya del Dext en cuestión, nos han gustado mucho algunos detalles a nivel de hardware, como la ranura de la MicroSD interna, una tira para extraer la batería fácilmente o el cargador desmontable, que nos vale tanto para conectar al PC como para toma de corriente. Una vez encendemos el móvil, la interfaz principal está algo modificada respecto a otros terminales, y es que el objetivo de Motoblur es que puedas acceder a todos tus contactos y redes sociales de una forma fácil y sencilla.

Respecto a otras posibles funcionalidades, cuenta con GPS, Google Maps, Spotify y un sinfín más de aplicaciones que podemos encontrar en el Android Market y de las que os hablaremos en los próximos días. Aproximadamente durante los próximos siete días vamos a exprimir el teléfono al máximo, usando todas sus funciones y poniendo a prueba elementos como el GPS, la cámara, la brújula, la efectividad de las notificaciones de las redes sociales o la batería. Vamos a ser buenos y os hacemos un adelanto, y es que la calidad de la cámara es excelente. Podéis ver un par de capturas que hemos tomado aquí y aquí así como un vídeo aquí. Lo dicho, en aproximadamente una semana tendréis un completo y detallado análisis del Motorola Dext, pero ya os lo adelantamos, las primeras impresiones son muy positivas.