¿Es malo que un videojuego sea corto? ¿Es importante la rejugabilidad?

En los últimos años se ha incrementado exponencialmente el coste de desarrollo de un videojuego, algo que ha llevado a los estudios y a las distribuidoras a buscar modelos de negocio que aporten un dinero extra, como pudieran ser los contenidos descargables, debatibles en algunos casos, pero no en este momento. Por su parte, los desarrolladores también sufren cierta presión, estando obligados a trabajar contrarreloj y en muchos casos a meter un modo multijugador con calzador.

Activision encontró una formula de éxito con Call of Duty, una campaña breve pero intensa y un multijugador de infarto, con un montón de extras por descubrir a medida que se juega, de forma que nos garantiza horas y horas pegados a la pantalla. Sin embargo, a pesar del “boom” de popularidad que han sufrido los modos multijugador con la última generación de consolas, son muchos los que aún prefieren una campaña larga y duradera, y reclaman que no pueden pagar 70€ por un entretenimiento de cuatro o cinco horas.

Hay casos y casos, porque no es lo mismo Modern Warfare que te deja con un impresionante sabor de boca a Modern Warfare 2, que bajo mi punto de vista te deja con la sensación de ser un, me van a perdonar la expresión, polvo a medias. ¿Es culpa de la duración? No lo creo, más bien de una narrativa mal llevada y un guión mal contado.

Por otra parte, son muchos los que defienden que un shooter de diez horas o más acabaría cansando, y por eso es mejor que sea breve. Bajo mi punto de vista, más que cansar, es que es muy difícil mantener un nivel tan elevado de calidad en una campaña larga. Con sinceridad, prefiero un Call of Duty de 5 horas  o un Uncharted de 7 horas antes que alargarlo hasta las quince y encontrarme con un montón de momentos aburridos y misiones tediosas, metidas con calzador, de relleno.

Creo que la industria del videojuego evoluciona poco a poco a medida que la media de edad de sus usuarios (lógicamente hablamos del mercado tradicional) avanza, usuarios que cada vez tienen menos tiempo libre y prefieren una experiencia breve pero satisfactoria. Evidentemente cuando hablamos de mundos más desarrollados, como podría ser Mass Effect o cualquier título de rol, el usuario pide más, profundizar lo máximo posible en ese universo, pero cuando nos pasamos a los juegos de acción, creo que el usuario ya no quiere un increíble mundo rico en detalles, sino que por delante de sus ojos pase una película de acción espectacular, lo que podríamos denominar un videojuego palomitero.

Otra cosa es que un producto dure menos de cuatro horas y encima sea del montón, pero entonces no estamos hablando de un juego corto, sino de un mal producto y así se verá reflejado en las críticas, pero jamás podré entender que a un título se le achaque ser corto cuando te ha dado cinco o seis intensas horas de diversión. Si no me gusta el relleno en las series de televisión, tampoco me gusta en los videojuegos. Evidentemente todos preferiríamos un producto largo e intenso, pero el coste y la duración del desarrollo dudo que dejase rentabilidad de por medio.

Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, tampoco entiendo que a los títulos se les achaque ser poco rejugables y se les castigue en la nota. Me van a perdonar los señores críticos, pero creo que la rejugabilidad es una costumbre heredada de los títulos arcades que apenas duraban un suspiro y de alguna forma había que seguir sacando provecho al cartucho, pero no creo que hoy en día sea un factor importante.

Hace poco salieron las estadísticas de Assassin’s Creed 2 y dijeron que apenas un 20% de los compradores se lo habían terminado, y si nos vamos a títulos de más empaque como Mass Effect 2, la cifra apenas logra alcanzar el 50%. Si muchos consumidores no se acaban ni siquiera el producto una primera vez, ¿no pensáis que se exagera con la importancia de volverlo a disfrutar? Hay personas a  las que no le gusta ver una película dos veces (al menos en un corto periodo de tiempo) ni leerse un libro dos veces, ¿Por qué iban a querer hacer eso en un juego? Con un producto arcade como Tetris o Mario Kart evidentemente sí, con una buena historia de por medio, no.

Y vosotros, ¿os conformáis con un producto corto pero intenso o preferís mayor duración a cambio de algún relleno?