¿Sirven realmente para algo los #FF (FollowFriday) o son un mamoneo?

Twitter está creciendo exponencialmente y a un ritmo vertiginoso, pero esto no es nuevo, es algo que ya se sabía desde hace algunos años, motivo por el cual en enero de 2009 un usuario comenzó a recomendar un usuario todos los viernes, con el fin de identificar a los usuarios interesantes de Twitter. Desde entonces, la moda ha ido creciendo hasta convertirse en trending topic prácticamente todos los viernes, pero, ¿hasta que punto es útil?

Antes no existían las recomendaciones de usuarios, motivo por el cual los consejos personales eran más importantes que nunca, pero ahora ha dejado de tener sentido en parte. No obstante, cuando un usuario dice “Recomiendo a X usuario por X razones” entonces hay que tenerlo en cuenta.

Ahora bien, no tiene sentido la situación actual, en la cual los usuarios empiezan ristras de “#FF @nick1 @nick2 @nick3” y así llegando incluso a recomendar a veinte o treinta usuarios. ¿Alguien hace caso de esos mensajes? ¿Son atractivos para alguien? Yo llevo desde 2007 en Twitter, y cuento ya con casi 900 seguidores, por lo que cada semana decenas de usuarios recomiendan seguirme y la web FollowFriday me cuenta como soy de los usuarios que más recomendaciones reciben, sin embargo, los viernes, apenas tengo nuevos followers.

He llegado a la conclusión de que no sirven para nada si no se utilizan correctamente, porque hacer cadenas de seguidores sólo porque son nuestros amigos no tiene ningún fin. Lo único que tiene sentido es recomendar con sentido común, con razones de peso, o simplemente porque te apetece, pero a un usuario, no a decenas.

Por otra parte, tampoco puedo entender los comentarios de algunos que llegan a enfadarse porque no se devuelve el #FF o porque te has olvidado de él. No señores, esto no tiene ningún sentido, para chuparnos las pollas hay otros sitios, Twitter no debería ser así.

Y dicho esto, agradezco a todos los amigos que me recomiendan cada viernes porque sé que lo hacen con buena intención, pero deberíamos reflexionar sobre su uso. Y es que el actual no sólo no sirve para nada, sino que tapa a los que de verdad si lo hacen. Si lo hiciésemos, podríamos recuperar unas recomendaciones de verdad, aunque con sinceridad, yo hago FollowFriday cuando me apetece, que para eso es mi Twitter y me lo follo cuando quiero :).

¿Es importante el modo online en una consola portátil?

En los últimos tiempos los modos multijugador han adquirido una importancia vital en los videojuegos. Y diría más, creo que la importancia de poder ser sociable, poder meter tu universo virtual en Twitter y Facebook es claramente el futuro, pero, ¿hasta que punto es importante?

Nintendo DS fue la primera portátil en tener online, deficiente en la mayoría de los casos, y repleto de tramposos. A la zaga le vino PSP, que si bien contaba con modos mucho más elaborados, tampoco era ninguna maravilla hasta que hace algún tiempo actualizaron todo su sistema para ser compatible con PlayStation Network.

Nintendo con 3DS desde el principio dejó claro que iba a ser la consola más conectada de su historia, y así es, no sólo a nivel local, sino que cuando estamos en casa aparecemos siempre online y a que estamos jugando para el resto de amigos. Sin embargo, el sistema es imposible de seguir desde un PC, jamás podremos tener un “Gamercard” con nuestro historial de juegos, de la misma forma que compartirlo en Twitter o Facebook parece algo imposible. Sony sin embargo ha puesto toda la carne en el asador en este sentido, anunciando la NGP con posibilidad 3G para estar siempre online, y desde luego suponemos que con un perfil de jugador visible desde las redes sociales, como ya pasa con PlayStation 3.

Centrándonos en el multijugador en sí, los títulos de lanzamiento de 3DS han defraudado ya que sólo uno, Street Fighter IV, tiene modalidad online. No paro de leer análisis que critican a títulos como Pro Evolution Soccer o Ridge Racer por no incorporarlo. Sin lugar a dudas sería algo a tener en cuenta, pero, ¿hasta que punto?. Sinceramente, si me compro una consola portátil, es para jugar en el Metro, en el autobús, en la calle, en casa de un amigo… no en casa. Vale, probablemente todos nos hemos echado un vicio en la cama tumbados antes de dormir, pero no creo que eso sea una constante. Es evidente que nunca está de más, pero creo que las veces que lo usaremos se pueden contar con los dedos de la mano.

Desde luego, en mi humilde opinión, es más importante que una consola esté conectada al mundo social antes que el propio juego multijugador en sí, máxime tratándose de una consola portátil. Otra cosa bien diferente es que cuente con 3G incorporado, lo cual para muchos será un acierto y para otros un gasto inútil, pero eso, queridos amigos, es otra historia.