Crónica de una muerte anuncianda: El SMS

El SMS fue diseñado como un estándar del protocolo de telefonía móvil GSM, con la intención de que los operadores y otras entidades pudieran ponerse en contacto con los usuarios. Sin embargo, Nokia desarrolló un sistema para poder invertir el proceso y convertirlo en el sistema de mensajería estándar de cualquier teléfono durante muchos años. Gracias a sus 140 caracteres y a que se trata de un sistema rápido, directo y personal ha sido la vía de comunicación de millones de jóvenes, pero esto está cambiando, y es que actualmente se muestra obsoleto, con unos precios elevados para lo que ofrece, y sobre todo, que hay alternativas mucho mejores.

Con la llegada de los “smartphones” muchos son los usuarios que han dejado de lado el SMS para usar directamente el correo electrónico, o incluso funciones de mensajería de redes sociales como Twitter o Facebook, debido mayoritariamente al inferior coste de una conexión a la red de redes y la amplia posibilidad de medios a nuestro alcance.

El pensamiento mayoritario entonces fue adaptar programas como MSN Messenger a los móviles, pero lo cierto es que este sistema nunca ha terminado de cuajar en los dispositivos portátiles, ya que a casi nadie le interesa lastrar con una enorme lista de contactos, que puede llegar a ser abrumadora en el móvil.

La empresa RIM, responsable de los terminales Blackberry, pensó que si los usuarios ya están pagando una conexión a Internet, que menos que poder ofrecerles un chat gratuito entre ellos, sistema que ha sido la envidia del resto de usuarios durante varios años. Sin embargo, con la llegada masiva de terminales basados en iOS y Android, cuya conectividad a Interner es constante, estaba claro que había que buscar alguna alternativa al SMS. Si bien Gtalk ha ganado usuarios en los últimos años, muchos usuarios siguen sin disponer de él, así que era necesario algún sistema que no requiriese de otras cuentas para funcionar.

Dos ex-trabajadores de Yahoo decidieron lanzar al mercado WhatsApp, un chat gratuito muy similar al que se usa en las Blackberry, y que para realizar tu lista de contactos simplente usa los números de nuestra agenda telefónica. De esta forma, nada mas instalarlo, tenemos a nuestra disposición a todos nuestros contactos. Además, podemos enviar mensajes incluso estando el otro usuario desconectado, y lo recibirá cuando vuelva a conectar su terminal a Internet. Por si todo esto fuera poco, la aplicación permite conectar a usuarios de Blackberry, iOS, Android y Symbian, cubriendo prácticamente todo el mercado de los teléfonos de nueva generación.

Cada año se envian billones de mensajes SMS en todo el mundo, pero es evidente que la cifra se va a ir reduciendo a medida que las tarifas planas para móviles se implementen en todos los terminales. Todo parece indicar que dentro de algunos años el SMS quedará reducido a lo que fue en un origen, para que las operadoras u otras entidades se pongan en contacto con los usuarios, mientras éstos, evolucionan su forma de usar el móvil gracias a la llegada de aplicaciones innovadoras como WhatsApp.